El contenido de humedad en el aire comprimido es uno de los 3 factores que definen su grado de calidad, conjuntamente con aceite y partículas.

Un secador frigorífico es ideal para proteger nuestra maquinaria a un coste razonable, pero en aplicaciones críticas donde este nivel de secado no es suficiente, es necesario recurrir a tecnologías de adsorción que suelen implicar un coste energético muy superior.

" />
Aire comprimido ultraseco para procesos críticos

Aire comprimido ultraseco para procesos críticos

El contenido de humedad en el aire comprimido es uno de los 3 factores que definen su grado de calidad, conjuntamente con aceite y partículas.

Un secador frigorífico es ideal para proteger nuestra maquinaria a un coste razonable, pero en aplicaciones críticas donde este nivel de secado no es suficiente, es necesario recurrir a tecnologías de adsorción que suelen implicar un coste energético muy superior.

Es aconsejable definir bien el nivel de sequedad e invertir en tecnología eficiente, ya que el coste derivado de esta tecnología de secado puede representar unos 13.000 € anuales por cada 100 kW de potencia instalada de compresor.

EL SISTEMA DE REGENERACIÓN Y EL DISEÑO DE LA SOLUCIÓN, DEFINEN SU COSTE DE USO

Los secadores Atlas Copco BD utilizan un soplante externa y calentadores de bajo consumo, con mínima pérdida de carga y desecante de alta adsorción. Esta combinación aporta la sequedad requerida con menor consumo energético hasta un punto de rocío de -70ºC, garantizando la máxima fiabilidad.

Una instalación bien diseñada con un secador de adsorción Atlas Copco BD, puede consumir una cuarta parte de lo que consumiría una instalación con un secador regenerado por aire comprimido.