Análisis de la calidad del aire comprimido (AQS)

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CONOCER LA CALIDAD DEL AIRE COMPRIMIDO?

El aire comprimido forma parte de los procesos de fabricación de la mayoría de industrias de forma directa o indirecta; en todos aquellos procesos sensibles respecto la calidad, seguridad y fiabilidad, este aire comprimido debe tratarse. 

La normativa ISO 8573-1:2010 es la herramienta para definir de forma normalizada la calidad de este aire comprimido, y de esta forma poder seleccionar los sistemas de secado y de filtración adecuados. Una vez el sistema de tratamiento de aire está instalado y en funcionamiento, es necesario poder probar y validar qué grado de pureza se está alcanzando.

Este proceso de control es especialmente importante en industrias sensibles donde el aire comprimido está en contacto con productos, envases, o zonas clasificadas, y es necesario incluirlo como uno de los puntos de control críticos en los que efectuar análisis periódicos de los parámetros que definen su pureza.

¿QUE MEDIMOS CON LA NORMATIVA ISO 8573-1:2010?

La norma 8573-1 en particular regula los valores máximos de impurezas que puede contener el aire comprimido por cada metro cúbico. Estas impurezas son partículas sólidas, contenido de humedad y contenido de aceite, y cada uno de estos parámetros debe medirse siguiendo un método de muestreo específico.

Nuestro servicio de análisis de la calidad del aire comprimido se basa en la identificación de estos tres elementos en el flujo de aire comprimido y evaluar hasta qué punto la cantidad de estos contaminantes afectan a la calidad del aire que se requiere para su proceso productivo

 

AIR QUALITY SERVICE - SERVICIO DE ANÁLISIS DEL AIRE COMPRIMIDO

Nuestro Servicio de Auditoría de Calidad del Aire Comprimido está indicado para poder medir la calidad entregada por su sistema de tratamiento de aire comprimido, pudiendo realizarse tanto en la sala de compresores como en los puntos de utilización más críticos, y de este modo disponer de una trazabilidad en la calidad de su proceso de fabricación y de la seguridad de su producto final.

La exigencia en la calidad del aire comprimido es distinta en función del protagonismo que tenga en el proceso productivo. Lógicamente este control debe ser más exhaustivo en aquellas actividades donde el aire comprimido entre en contacto más directo con el producto final, y con elementos sensibles dentro del sistema de producción o que puedan verse afectados o alterados por las impurezas que pueda contener este aire.

SECTORES Y BENEFICIOS

Los sectores de alimentación, electrónica y farmacéutica requieren de un control de calidad del aire comprimido con mayor periodicidad porque son los que tienen las exigencias más altas. Sectores que trabajan para ellos como el del packaging o fabricación y almacenamiento de materias primas están siendo requeridos a cumplir con las mismas exigencias que sus clientes finales.

Los beneficios de realizar una medición del aire comprimido son múltiples, pero los podemos resumir en 4 puntos:

  • Asegurar la calidad del aire comprimido utilizado.
  • Evitar daños en la producción por la utilización de un aire comprimido no apto.
  • Asegurar el correcto funcionamiento de las instalaciones y sistemas de tratamiento de aire.
  • Ventaja competitiva respecto a otros fabricantes o competidores que no cumplan la normativa.

 

EQUIPO DE MEDICIÓN

Nuestro muestreo y validación se realiza mediante un exclusivo equipo portátil, diseñado y equipado para una perfecta medición de los sistemas de tratamiento de aire, capaz de medir "clase de calidad 1" en todas las categorías, que es el nivel más restrictivo de la norma.

Esta medición se realiza in situ recogiendo las muestras en la misma instalación del cliente a partir de una toma libre con llave de paso; permitiendo obtener los resultados de manera fácil, rápida y fiable.

Una vez realizada la medición de los parámetros establecidos, se realiza un informe con los resultados que determinaran la calidad del aire comprimido de la instalación. A partir de aquí, si la calidad del aire comprimido no es óptima para la función que debe realizar, en función de los parámetros a mejorar podemos sugerir las propuestas de mejora para lograr una calidad del aire comprimido óptima.

 

MARCA AIGUA_1

 

INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS

Los resultados se expresan con tres dígitos (A:B:C) en una escala del 1 al 6. Cuanto más pequeño es el dígito, menos presencia del contaminante y más puro es el aire. Estos valores denominados “clase de calidad” identifican y categorizan la presencia de cada uno de los componentes en el flujo del aire comprimido (partículas – humedad – aceite). En función de los resultados obtenidos podemos concluir la calidad del aire y aptitud para su uso en una aplicación determinada.

Para una correcta interpretación de los resultados, se debe seguir la tabla siguiente:

taula+marcaaigua_3

Ejemplo:

Si en una aplicación determinada se requiere una calidad del aire comprimido de 1:2:3 (partículas – humedad – aceite) significa que necesitamos:

 1 - Partículas

  • Menos de 20.000 partículas sólidas de diámetro entre 0,1 y 0,5 micras.
  • Menos de 400 partículas de tamaño entre 0,5 y 1 micra.
  • Menos de 10 partículas de tamaño de entre 1 y 5 micras.

 2 – Humedad

  • El punto de rocío debe ser inferior a -40°C.

3 – Aceite

  • Menos de 1mg de aceite por m3 de aire comprimido.

 ¿Le gustaría saber cual es el nivel de calidad del aire comprimido que está utilizando en su proceso productivo?

atencion cliente_airmatic

 Contacte con nosotros y le informaremos de todos los detalles, o concerte una visita con nuestros técnicos especialistas:


Airmatic Análisis de la calidad del aire comprimido (AQS)